Al fin uno bueno.

¡Hola! ¿Hay alguien ahí? ¿O estáis todos de fiesta todavía?

Yo hoy empiezo el año con energía, pero siempre para comenzar una nueva etapa hay que cerrar bien la anterior, así que esta entrada pretende ser una buena despedida al 2015 ¡y una breve lista de propósitos para los próximos 366 días!

new-year-eve-big-ben-golden-fire-works

Llevaba desde 2013 deseando que terminaran los años lo antes posible, pero 2015 ha sido distinto, ¡por fin he despedido un año con alegría! ¡Me ha dado para tanto esta última órbita al Sol! (estoy harta de oír la palabra “año” cada dos por tres estos días, así que a esto hemos llegado).

He aprendido muchas cosas, entre ellas a estar sola y a gusto con ello. A tomar decisiones difíciles sabiendo que a largo plazo iban a ser lo mejor para mí. A perder la vergüenza, atreverme más. Supongo que la vida me ha dado ese empujón que necesitaba en muchos aspectos (y todavía me quedan unos cuantos…). He conocido lugares nuevos y sobre todo, me he sorprendido a mí misma. Me he puesto a prueba, haciendo cosas que nunca pensé que podría. Sin ir más lejos, cuando me ofrecieron trabajo creí que no sería capaz de mantener los estudios, desplazarme hasta la oficina controlando las líneas de Metro y autobús que tengo que usar para atravesar la ciudad a diario y llegar a casa por la noche para hacer más cosas. Me parecía impensable. Y aquí estoy.

He aprendido a empatizar. Me pongo más en el lugar de los demás y no les juzgo. Cada persona es un mundo y aunque viva tus mismas experiencias nunca va a ser igual la percepción.

Mi hermana se pasa el día cantando una canción que dice en sus estrofas: I’m not waiting to be happy”Ahí está la clave. Se terminó el pensar que los buenos tiempos ya llegarán. Todo lo que podamos hacer para ser un poquito más felices en el día a día, ¡hagámoslo!

Realmente creo que me he convertido en una versión un poquito mejor de mí misma y estoy muy contenta por ello.

Del 2016  (qué bonito se ve escrito, ¿no? ) no espero nada. De mi yo del 2016 sí. Sólo me he fijado dos propósitos: terminar mis estudios y sacarme el carnet de conducir. Al menos estos me parecen los más realizables.

Y con esta corriente de mensajes tan optimistas (algo tremendamente poco propio de mí) de mis últimas entradas os deseo un buen comienzo de año a vosotros, mis preciosos lectores.

¡Nos vemos pronto!

M.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s