Mi “magia” del orden.

Venía feliz esta mañana en el coche porque en el maletero llevaba un par “de cajas de princesa” y unos marcos de fotos para decorar mi habitación. Fue entonces cuando me di cuenta de que llevo casi un año con la tontería de reorganizar mi cuarto.

No, no es mi guarida. Creo que la copié de Pinterest.

Diría que esta fiebre organizativa/decorativa surgió tras el lanzamiento de la enésima edición del libro La Magia del Orden (que todos tendréis ya hasta en la sopa), pero lo cierto es que no. Resulta que toda la vida he estado loca con este tema, creo que desde niña: en un cuarto de juegos desordenado no se jugaba igual…Marie Kondo, ¿quieres ser mi amiga? 

Tonterías a parte, parece ser que por algún motivo que desconozco y que yo asocio a un cambio de etapa en la vida, hará cosa de un año me dio por empezar a reorganizarlo todo. Que si quito esta silla y pongo una más ligera, que si ya basta de guardar papeles de absolutamente toda mi vida académica (hablamos hasta de preescolar), que si fuera maquillaje caducado, que si a donar ropa que ya no quiera usar o a eliminar de mi caja de zapatos estos que siempre me hicieron daño y, la mejor de todas, a quitar este estor que se quedó pequeño tras lavarlo. Digo la mejor de todas porque esto fue hace dos meses y sigo sin estor. Subo o bajo la persiana en función del volumen de ropa que lleve o del Sol que necesite y me auto convenzo de que tarde o temprano lo cambiaré y volveré a vivir con naturalidad en mi cuarto.

Así que hoy he ido a por el último elemento que me hacía falta (mentira, queda el estor): unas cajas de princesa. Las cajas de princesa no son más que unas cajas de cartón para guardar los 4-5 objetos que me quedan sin colocar tras el tira y ordena voraz que he llevado a cabo durante este año. Así que el truco es comprar unas cajas bien bonitas (de ahí lo de princesa), al más puro estilo bloguera, y meter en ellas la basura que aún no te atreves a tirar.

Dicho esto, debo aclarar que sí, me he leído La Magia del Orden y estoy de acuerdo con uno de los puntos del libro: sólo debemos conservar los objetos que nos hagan felices.

Me imagino a la pobre de Marie Kondo, contándole a sus amigos que ella sólo guardaba  los objetos que la hicieran feliz…a saber qué le dijeron…Pero tiene más razón que un santo (¡qué expresión de abuela me he marcado!).

Y es que tarde o temprano, acabamos acumulando cosas, casi sin darnos cuenta: que si los botoncitos que vienen con no sé qué jersey, que si este papel de un regalo que me hizo no se quién en Navidad, o este boli, que casi no pinta, “pero por si acaso”.

Creo que el “por si acaso” es el gran enemigo del orden, aunque después de merodear entre mi desorden, creo que mis verdaderos enemigos son los recuerdos. Guardaba tantas cosas a modo de recuerdo…¿para qué? Las personas no están en las cosas. Ojo, no digo que te levantes y tires todo, pero puedes guardar una cosa muy bonita en representación de otros tantos recuerdos que tengas por ahí, y con recuerdos me refiero a regalos o cualquier cosa que guardamos porque nos trae a alguien o algún momento a la memoria. Para mí una casa no tiene que ser un museo, sino más bien un lugar en el que sentirte cómodo en tu día a día, ese lugar al que siempre quieres volver.

Es este ideal de casa acogedora el que persigo, aunque la verdad es que nunca termino de tener la habitación perfecta, pero me he dado cuenta de que disfruto mucho del proceso

Quien me conozca habrá oído en mí más de una vez las palabras “tengo que ordenar cosas en casa”, y es que cada x meses suelo quitarlo todo de su sitio, revisarlo, hacer limpieza y volver a guardar. Dicen que esto ayuda a organizar la cabeza también, así que supongo que la mía necesita orden cada cierto tiempo.

¿Y la vuestra? ¿Sois organizados/ordenados? ¡Tengo curiosidad!

Feliz finde,

M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s