Cómo preparar tu maleta para viajes cortos.

La semana pasada me estrené como vuestra peculiar guía de viajes y hoy, aprovechando que la operación salida está a la vuelta de la esquina, he decidido daros algunos consejos para que preparéis vuestra maleta o mochila rápido y sin que se os olvide nada estas vacaciones.

En mi caso, necesito una media hora para tenerla lista, así que si tú tardas más que eso, quizás te interese seguir leyendo. Y es que una vez que te haces con el método, es siempre igual y te evitas ese momento de pereza antes de ponerte manos a la obra.

En el título os digo que esto sirve para viajes cortos, pero realmente lo podéis aplicar a cualquier viaje, así que no me voy más por las ramas…

Haz una lista

El primer paso es elaborar una lista de lo que nos vamos a llevar. Céntrate sobre todo en aquellas cosas importantes que no te puedes olvidar por nada del mundo: medicación que estés tomando, documentación, tarjetas/efectivo, cargador del móvil, gafas…
De esta forma, antes de cerrar la maleta podrás comprobar si todos esos imprescindibles están dentro.

Creo que Estudio Avellana tiene un imprimible muy útil para esto en su Kit de Bienvenida.

Separa por secciones

Camisetas por un lado, pantalones por otro…¿véis por donde voy? Antes de llevarlo todo a la maleta, yo lo pongo en la cama y compruebo que se pueda conjuntar, de tal forma que todas las prendas combinen entre sí, consiguiendo más conjuntos con menos ropa.

Por lo general, el pijama y la ropa interior los pongo juntos en un neceser de tela. Hago lo mismo con otro neceser para las camisetas y alguna prenda más delicada. Los pantalones los dejo “sueltos” en la maleta. Empecé a hacer esto de los neceseres a raíz de que una mochila oscura me tiñera la ropa.

Es importante que durante este paso tengas en cuenta el número de días que durará tu viaje. Si vas a estar fuera una semana, no hace falta que te lleves más de 7 camisetas. Obviamente, estamos hablando de viajes de ocio. Si te desplazas por trabajo, quizás necesites más de un conjunto por día en función de si tienes reuniones o alguna cena…

¿Cómo doblo la ropa? A día de hoy, ya hemos oído hablar todos sobre el doblado vertical, así que aquí os dejo un vídeo para no entretenerme más en la explicación.

Artículos de higiene y maquillaje

Suele ser la última sección que reviso. Para esto utilizo también un neceser, pero en esta ocasión prefiero que sea de plástico y, si puede ser transparente, mejor que mejor, así vemos directamente lo que estamos buscando.

En él no pueden faltar: estuche y líquido para lentillas, tres botecitos (gel, champú y acondicionador), peine, cepillo de dientes y pasta. Y eso es todo, no nos hace falta nada más. Las chicas podemos añadir unas compresas/tampones por si la regla nos toca durante el viaje…y, por supuesto, algo de maquillaje.

Con el maquillaje sigo la máxima de: si no lo uso a menudo, no me lo llevo.

Así que el básico suele ser: eyeliner negro, máscara de pestañas, labial (uno solo) y colorete. Olvídate del tratamiento hidratante que te compraste hace un mes, o de las paletas de 16 sombras de colores. No las vas a usar de vacaciones. Obviamente, si añadimos maquillaje, tendremos que llevar también toallitas desmaquillantes. Y digo toallitas y no el agua micelar y los algodones porque ocupan menos y, aunque raspen más, por unos pocos días no nos va a pasar nada.

En caso de que vayas a la playa, recuerda la crema solar y algo de after sun o hidratante para cuando vuelvas de broncearte.

Si vas en avión y no facturas tu maleta, ten en cuenta que todos los líquidos deben ir en botes de 50-100 ml, en función de tu compañía aérea.

Zapatos

Para qué mentir, los zapatos son un engorro en la maleta. Para mi el gran descubrimiento han sido las bolsitas de tela que venían al comprar algunos zapatos. He ido acumulándolas y ya tengo suficientes para que mis zapatos vayan cubiertos dentro de la maleta. Te digo lo mismo que con la ropa: no lleves demasiados. Para un viaje de una semana, con 3 pares tienes más que suficiente. Súmale 1 para estar por casa si quieres.

Deja en casa los trastos

Por lo general, el mayor problema que nos encontramos a la hora de preparar nuestra maleta es que creemos que necesitamos más de lo que realmente vamos a usar en destino. Para mí, un claro ejemplo es el secador de pelo. En mi casa lo uso siempre que me lavo el pelo, pero si voy a estar unos días fuera y más en verano, no hace falta que me lleve semejante trasto. Digo lo mismo sobre zapatos de plataforma que te llevas “por si sales alguna noche”, un bolso incómodo…

Últimos retoques

Hablando de bolsos…con uno es suficiente y, en él, debes llevar esos imprescindibles de los que hablábamos al principio: documentos, dinero, llaves…
Si no vas a un hotel, recuerda llevarte al menos una toalla para la ducha y otra para la playa o piscina y para la ropa sucia que vayas acumulando, te aconsejo una bolsa de plástico, así no la mezclas con el resto de cosas. Yo me hago con alguna de rebajas del Corte Inglés. Son bastante resistentes 😉

Dicho esto, creo que no se me olvida ningún detalle más, así echa un último vistazo a la lista que escribiste antes, cierra la maleta y, ¡a disfrutar del viaje!

M.

5 comentarios

    • Pues sí, esto de la maleta es todo un arte. Yo para unos pocos días he llegado a llevar maleta, mochila, maletín del portátil…Con el tiempo te vas volviendo más práctica.
      Me alegro de que te sea útil, yo también suelo hacerme con un libro para el viaje 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s