Aprendiendo a escribir textos: ¿Cómo preparar un post?

¡Hola a todos!

Hoy por fin estrenamos “mi academia” con una entrada que creo que os va a interesar mucho: hablaremos sobre cómo escribir un post. Intuyo que será un poco largo, así que empecemos ya con los pasos básicos para crear una buena entrada:

Saber sobre qué queremos hablar.

Es muy importante tener claro qué queremos contar antes de empezar a escribir. Es cierto que muchas veces la única forma de que nos salga algo es sentarnos a teclear sin más, pero creo que no podemos tomárnoslo como costumbre porque acabará por estresarnos. Un blog puede ser un diario personal, pero si queremos llevarlo un poco más en serio, debemos cuidar nuestro contenido.

¿Qué podemos hacer cuando nos falta inspiración? Más de una vez he pasado por la situación de querer publicar pero no tener ni idea de por dónde tirar. Mi consejo en este caso es que te relajes y optes por otros planes. Quedar con amigos, llamar a tu madre, hacer una excursión, apuntarte a algo que no has hecho nunca, leer las noticias…en definitiva, vivir. Cuanto más hagas, más tendrás que contar.

La música también siempre es buena compañera a la hora de escribir, influye en nuestro estado de ánimo y las letras siempre nos dicen algo que nos puede aportar ideas.

Si tu próxima entrada trata sobre algo que no conoces mucho, entonces investiga bien el tema antes de meterte en faena. Es mejor hablar poco sobre algo que controlas que decir muchas cosas sin ton ni son de un asunto que desconoces.

archivo

Para que me entiendas mejor: si me da por hacer un post sobre cocina, tendré primero que saber la receta del plato que estoy presentando.

Planifica tu entrada

Ya tenemos un tema para la entrada, hemos estudiado sobre él y ahora, en nuestra cabeza, vuelan un montón de ideas de un lado para otro sin orden ni concierto.

Ha llegado la hora de planificar cómo las vamos a contar para que nuestros lectores reciban un mensaje claro y que les aporte.

En este caso, creo que es fundamental que nos ayudemos de herramientas: bien pueden ser papel y bolígrafo o una opción digital como Trello, que es la que uso yo. Me gusta Trello porque me permite, de un vistazo, tener todas mis ideas, posts programados, y calendario de posts publicados, etc. Sin embargo, no os vayáis a pensar que me vuelvo loca planificando. Simplemente creo una tarjeta con el nombre de mi futura entrada, le asigno una categoría, una fecha de publicación y un checklist con todos los puntos que quiero tratar.

trelloCard

Planificar es así de fácil. ¡Seguimos!

¿Cómo lo estructuramos?

Muy ligado al anterior apartado está el de la estructura de la entrada. Tenemos una lista con todos los subtemas de nuestra entrada y ahora debemos ordenarlos para dar coherencia al texto. Recordad siempre que lo más importante es que el lector entienda y disfrute de lo que le queremos decir.

¿Cómo podemos ayudarnos para crear una buena estructura?

  • Manteniendo un hilo conductor entre todos los párrafos. No cambies de tema cada dos por tres.
  • Utilizando un lenguaje claro. En el mundo hay genios de la prosa y después estamos la gente normal que disfruta de escribir. Para parecer mejores no debemos cargar nuestros textos de figuras que no les favorecen. Seamos sencillos, no es nada malo.
  • Apoyándonos en las imágenes. Hoy en día Internet es puro contenido audiovisual. Vivimos en la era de los 140 caracteres de Twitter (aunque creo que ahora usan alguno más), no vamos a retener a nuestros lectores por más de 1000 palabras si no usamos alguna imagen que les ayude “a descansar” o que simplemente capte la atención para que pinchen en nuestra entrada. Si no eres muy de imágenes, al menos elige una para utilizar como imagen destacada que sirva para poner en contexto al lector. Hablaremos un poco más en profundidad de esto en otro apartado.

tablet

Haz revisiones

En mi trabajo, los viernes son días de revisión. Unos a otros nos revisamos lo que hemos hecho durante la semana con la intención de corregir aquellas cosas que no se están haciendo según la solución propuesta en un principio.

Debo admitir que los primeros viernes que implementamos esto, me pareció bastante absurdo, pero poco a poco le fui viendo el sentido.

Con los textos ocurre lo mismo. No podemos poner el punto final y pulsar el botón “Publicar”. Debemos tomarnos un tiempo para revisarlo, corregir faltas, reestructurar párrafos, comprobar en vista previa que las imágenes quedan como queremos…

Si no trabajamos solos, incluso podemos pedir a un compañero que haga esa revisión, que nos diga si entiende bien lo que estamos contando, qué cosas cambiaría…

Prepara la promo

Te mentiría si te dijera que me encantan las redes sociales, pero admito que si tienes un blog y quieres que crezca, hay que apoyarse en ellas. Son un muy buen canal para publicitar tus escritos, generar un poco de expectación antes de subir contenido a tu blog e incluso afianzan tu comunidad de lectores.

¿Qué podemos hacer para que nuestro público objetivo lea nuestro post? Muy fácil. Llama su atención.

La imagen destacada que te comentaba antes debe ir acorde al título de la entrada y, el título a su vez, debe reflejar perfectamente lo que queremos contar.

insta

Volviendo al ejemplo de la receta de cocina: Si voy a hacer una tarta de queso, debería poner: “Receta de tarta de queso”, “Cómo hacer una tarta de queso”, “Tarta de queso con arándanos”…Pero nunca algo del tipo: “Receta de tarta”. ¿Por qué? Porque podría ser una tarta de manzana, de chocolate, bizcocho de yogur…

Una forma de especificar nuestro contenido son las etiquetas. No hace falta que pongamos 100, pero si las suficientes para identificar el texto.

En nuestro ejemplo: tarta, queso, repostería, dulces, postres, receta, cocina…

Estas mismas etiquetas son las que deberías utilizar en tus fotos de Instagram relacionados con la entrada.

Programa o publica

Ya hemos llegado al final de todo este proceso: hemos elegido un tema, hemos planificado los subtemas a tratar, les hemos dado una estructura, tenemos preparada nuestra estrategia de promoción…¿y ahora? ¡A publicar!

Reconozco que yo últimamente siempre programo mis posts para que se publiquen en una fecha y hora determinadas, en función de las estadísticas. Si tu blog tiene muchas visitas los domingos por la tarde, por ejemplo, es un buen momento para publicar. Además, si siempre publicas los domingos, ayudarás a fidelizar a tu público porque esperarán saber algo de ti ese día de la semana.


¡Y hasta aquí la lección de hoy! Creo que hay bastantes truquitos para mejorar un poco nuestra forma de publicar en un blog. Cualquier cosa que quieras comentar, ya sabes que te leo.

La semana que viene traeré la siguiente entrega: cómo escribir textos académicos 😉

M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s